Today: Last Update:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
  • Muere JR Fernandez, Celebre Dirigente Olimpico Cubano, a los 95


    01/07/19

    (ATR) Con la muerte de José Ramón Fernández el deporte cubano cierra una página de 40 años de brillantes victorias en Juegos Olimpicos y otros eventos mundiales,  acompañadas de preocupante declive reciente , de dramas de boicots , dopajes famosos y deserciones, y de la confirmación del profesionalismo de Estado.
    Marius Vizer y Jose Ramon Fernandez (ATR)

    Fernández, 95 años, falleció en la mañana de este domingo en La Habana.

    Había sido presidente del Comité Olimpico Cubano en los últimos 21 años, desde 1997, tras la muerte del histórico dirigente Manuel González Guerra.

    Guerra había estado al frente del COC desde 1963 y fue miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) desde 1973.

    Lider del COC 

    Debido a los quebrantos de su salud,Fernández decidió dejar oficialmente el COC en octubre último como el líder olimpico nacional más longevo del mundo. En su lugar fue electo el ex gimnasta Roberto León Richards mientras el COC lo distinguia como Presidente Honorifico. A ambos se le habia conferido la Orden Olimpica.

    Fernández era considerado la voz, los ojos y oidos del lider cubano Fidel Castro dentro del deporte, mucho antes de hacerse cargo del COC.

    Desde el Ministerio de Educación, donde fue su titular, y como Vicepresidente del gobierno, Fernández supervisaba la politica del sistema deportivo en el plano nacional e internacional a partir de principio de los años 80.

    Una historia de Juegos Panamericanos y boicots olimpicos

    Hombre de envidiable memoria , meticuloso, y  sobre todo, probada fidelidad a Castro, consiguió consolidar su imagen extrafrontera al ser presidente de los Comités Organizadores de los XIV Juegos Centroamericanos y del Caribe (1982) y de los XI Juegos Panamericanos en 1991, en La Habana.

    En 1982 La Habana logró salvar la continuidad de los Juegos regionales luego de la renuncia a última hora de la ciudad puertorriqueña de Mayaguez, un proyecto que propició la primera visita a la Isla de Juan Antonio Samaranch en su condición de presidente del COI, electo dos años atrás,preocupado desde ese momento por un posible boicot de los paises comunistas a Los Angeles 1984 en respuesta al organizado contra los Juegos de Moscú 1980 por Estados Unidos y sus aliados.

    Fernandez con Jacques Rogge (ATR)
    A la postre, Cuba se plegó al boicot soviético tras una polémica decisión: por medio de Fernández, Castro se encargó de corregir la justificación inicial hecha por el COC. Cuba estaría ausente de Los Angeles no por “problemas de seguridad” como se habia expresado  sino “por solidaridad”.

    De nada valieron los esfuerzos de última hora del presidente del Comité Organizador de Los Angeles,Peter Ueberroth, quien un mes antes de la inauguración de los Juegos, viajaría a La Habana de la mano del mexicano Mario Vázquez Raña, presidente de la Asociación de Comités Olimpicos Nacionales (ACNO), para hablar tres horas con el líder cubano.

    “Ueberroth entró a Cuba sin visa” me confesó Vázquez Raña en México cuando lo ayudaba en sus Memorias, poco antes de morir en febrero de 2015.

    El dirigente olímpico cubano también se encargaría de ejecutar y anunciar públicamente las decisiones de Castro de renunciar en último momento a competir en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de San Salvador (2002) y Mayaguez (2010).

    Para Castro el deporte fue una de las joyas de su corona y Fernández, su mano derecha en las últimas cuatro décadas, no sólo para momentos alegres.

    En 1991, Cuba haría los Panamericanos después de una agria confrontación de Castro contra Vázquez Raña también presidente de la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) a quien acusó de haber favorecido a la ciudad estadounidense de Indianápolis en detrimento de La Habana para organizar la edición continental de 1987.

    Casualmente, en agosto de 1987, con su viaje a Indianápolis para los Juegos Panamericanos, Fernández se convirtió en el más alto cargo cubano en viajar a una ciudad de Estados Unidos despues del triunfo de la revolución (1959) , luego de las visitas de Castro (1960) y Ernesto Guevara (1964) a las Naciones Unidas en Nueva York.

    Estos Juegos del estado de Indiana serían los primeros Panamericanos en contar con la presencia de un Vicepresidente de los Estados Unidos, George Bush, quien asistió a la inauguración en nombre del presidente Ronald Reagan. Fernández llegaría dias después.

    A fines de ese mismo año Samaranch volvería a La Habana, junto al italiano Primo Nebiolo, presidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF), para tratar de convencer a Castro de la participación de los deportistas cubanos en los Juegos Olimpicos de Seúl que ya habian sufrido su ausencia en Los Angeles.

    Cuba y Corea del Norte

    Pero las relaciones de Kim Il Sung y el gobernante cubano fueron más fuertes que los principios de la Carta Olimpica.

    Samaranch, Nebiolo, Fernandez, Castro y González Guerra 
    Fernández estuvo en casi todas las reuniones sobre la posible asistencia cubana a Seúl y no perdia oportunidad para lograr emisarios en el intento de conocer la posición definitiva de los norcoreanos, en especial de su gobernante .

    Poco después del encuentro con Samaranch le propuso a Castro el envio a Pyongyang del presidente del Instituto cubano de deportes (INDER), Conrado Martinez.

    Martinez fue recibido por el propio Kim Il Sung. Pero regresaría a la Habana con las manos vacias. Corea del Norte no parecía interesada en el “coauspicio”, era el comentario en el círculo íntimo.

    Relaciones con Mario Vázquez Raña y lucha antidoping

    Los vaivenes de las relaciones entre Vazquez Raña y Fidel Castro – que se conocían desde 1955 cuando coincidieron en la capital mexicana en un campo de tiro- entraron en una etapa feliz tras el éxito de los Panamericanos de La Habana hasta que nuevamente se enrarecieron cuando en 1999 en los Juegos de Winnipeg el presidente de la ODEPA anunció en rueda de prensa el dopaje por cocaina del saltador cubano recordista mundial Javier Sotomayor.

    Fernández habia establecido excelentes relaciones con Vázquez Raña y formaba parte del Comité Ejecutivo de la ODEPA.

    Y si bien fue importante pieza en la campaña mediática de Castro al intentar involucrar al exilio anticastrista de Miami en el presunto dopaje de Sotomayor, Fernández tuvo mucho cuidado en no mencionar nunca públicamente el nombre del dirigente deportivo mexicano entre los “calumniadores” del atleta cubano que finalmente anunciaría su retiro en septiembre de 2001 tras habersele achacado otro control antidoping positivo en una reunion atlética en España.

    A través de entrevistas de prensa con este autor para la prensa oficial, Fernández respondió a la posibilidad de crear en Cuba un laboratorio antidopaje y a intenciones de  La Habana a aspirar  algún dia a la sede de unos Juegos Olimpicos debido al prestigio deportivo de la isla y a su experiencia en organizar juegos multidisciplinarios.

    Pero el lider cubano no esperó. En muy poco tiempo Castro cumplió el compromiso con el COI de inaugurar un laboratorio tras el escándalo de Winnipeg. Y a pesar de que la situación económica de la nación comunista estaba deteriorada – como hasta nuestros dias- , La Habana se anotaría en dos ocasiones seguidas entre las aspirantes olimpicas, con las consabidas eliminaciones .

    En torno al COI

    En 1994 Fernández estuvo entre los posibles candidatos cubanos al COI pero ya a esa altura la edad no le favorecía y finalmente un año después el entonces presidente del INDER, Reynaldo González, sería nombrado nuevo miembro del COI.

    Una de las contadas decisiones de Fernández discrepantes, sin él proponérselo, con la de su Jefe, ocurrió al final de los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008 donde se encontraba como presidente del COC.

    Ed Hula de ATR, Fernandez y Carlos Garcia (ATR)
    En una declaración el COC habia criticado fuertemente al atleta de taekwondo Angel Volodia Matos, campeon olimpico de Sydney, por su agresión fisica al árbitro en su pelea por la medalla de bronce en los 80 kg. Tanto el deportista como su entrenador fueron suspendidos de por vida por la Federación Internacional.

    El dia de la partida hacia La Habana ambos sancionados llegaron al aeropuerto de Beijing con ganas que se lo tragará la tierra ante la mirada inquisidora de los dirigentes de la delegación.

    Pero para sorpresa de todos, y de los propios acusados, en pleno vuelo se leyó un articulo de Fidel Castro publicado ese dia en la prensa cubana en la que el ex presidente cubano justificaba la acción de Volodia Matos de  patear al árbitro.

    En ese momento el deportista y su entrenador – que según rumores abandonó hace tres años Cuba con rumbo a Estados Unidos- , dejaron de ser villanos, a pesar de lo expresado por el COC y el INDER.

    Homenajes a Jose Ramon Fernandez

    La muerte de Fernández fue recogida este lunes en grandes espacios por la prensa oficial que le recuerdan además por su papel en la batalla de Bahia de Cochinos (1961) contra una brigada de exiliados cubanos organizada en Estados Unidos.

    Igualmente, por sus altas responsabilidades designadas por el gobernante Partido Comunista, antes y durante su función en el COC.

    Fernández “ interpretó con claridad meridiana el pensamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro en torno al desarrollo del Deporte Cubano”, dijo el presidente del INDER, Antonio Becali .

    “Neven Ilic Presidente de Panam Sports, su Comite Ejecutivo y toda la familia Panamericana, lamentan el sensible fallecimiento a los 95 años de edad, de Don José Ramón Fernández, destacado dirigente deportivo de Cuba y miembro honorario Comité Ejecutivo de Panam Sports” expresa un twiter de la organización deportiva continental.

    En octubre último, cuando Fernández cedió su cargo al frente del COC, un alto representante del COI, Peré Miró, dijo que merecía “homenaje y respeto”.

    En el momento de su muerte, las circunstancias internas y externas habian obligado a Cuba a reconocer oficialmente el profesionalismo de sus deportistas con la aceptación de fichajes en ligas foráneas en diversos deportes, una medida para tratar de atenuar las deserciones, una de las principales causas en el declive del deporte nacional.

    El acontecimiento más reciente fue el acuerdo contraido con la Major League Baseball que permite la actuación de jugadores cubanos en Estados Unidos sin necesidad de desertar para cobrar sus contratos, un proceso en el que estuvo involucrado el propio Fidel Castro hasta su muerte en noviembre de 2016, a traves de su hijo convertido en directivo de beisbol.

    De estas negociaciones no estuvo ajeno el presidente del COC, a pesar de su edad , de su ausencia de declaraciones y su tradicional posicion contra las Grandes Ligas como “ladron de talentos”.

    Reportado por Miguel Hernández, quien ha seguido a José Ramón Fernández en Cuba por 40 años.

    For general comments or questions, click here.

    25 Years at #1: Your best source of news about the Olympics is AroundTheRings.com, for subscribers only.